domingo, 28 de junio de 2009

A pies

Pero de aquella forma mis manos se rieron del viento.
Gimiendo.


1 comentario:

  1. Un placer haber encontrado tu blog, Gabriel, y tus palabras. Te añado en mi blog Nómadas, para seguir todo lo que escribas. Que es tan bello...

    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar